¿Cómo apoyar a nuestr@s hij@s en un proceso de Duelo?

El duelo es el proceso que se vive tras el impacto de una pérdida, puede ser una muerte de un familiar, amigo, o mascota, o el fin de una relación personal.

Durante este proceso la persona vive una serie de etapas, no siempre en el mismo orden ni necesariamente todas, estas son la Fase de Negación (no aceptamos la pérdida, no queremos verla), La Fase del Enfado (“no es justo”, “no quiero que sea así”), la Fase de Depresión (aparece la tristeza y el dolor) y la Fase de Aceptación (resolvemos el conflicto y aceptamos la pérdida). Estas fases aparecen en los adultos casi siempre en ese orden, en el caso de los niñ@s, que como hemos dicho muchas veces son seres emocionales, la Fase de la Tristeza suele ser la primera, seguida de la Fase de Aceptación para la que necesitan de nuestro apoyo.

Es muy importante vivir este proceso de una forma saludable, es decir, sin ocultar los sentimientos, acompañando el dolor y apoyando la aceptación.

Para poder vivirlo adecuadamente, tenemos que vivir todas las etapas. Cuando un familiar fallece, lloramos su pérdida y le honramos con una despedida (normalmente un velatorio y un entierro). Los niños necesitan la verdad y estar presentes en estas fases aunque no sea de forma presencial o en el formato aceptado en el modelo adulto, es decir, no es necesario ni adecuado llevar a un menor a un entierro que puede suponer para el un impacto emocional muy fuerte, pero si podemos hacer de forma simbólica una despedida a la persona fallecida, creando un pequeño altar en nuestra casa con objetos que la representen o enterrar a nuestra mascota y pronunciar unas palabras. Si no cerramos una historia no podremos caminar hacia delante, y los menores también necesitan cerrar este proceso, si les mentimos (aunque sea para evitar su dolor) podemos mantener la esperanza de que ese fallecido vuelva o simplemente que no acaben de aceptar su muerte.

Por eso es importante, aceptar su dolor y acompañarlo, decirle la verdad (con matices si es muy impactante) y cerrar el proceso con un acto simbólico. Ayudarles a expresar su tristeza con un dibujo o escribiendo lo que quieren decir a la persona o animal fallecido es muy beneficioso para llegar a esa fase de aceptación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *